Categorías

 

La bodega está enclavada en un pequeño pueblo de montaña alicantino llamado Parcent, un lugar marcado por la tradición y la artesanía y cuna de los primeros vinos Gutiérrez de la Vega.

La evolución desde aquel inicio hasta ahora es visible, la renovación e innovación es claramente perceptible no sólo en los vinos, sino también en la estética arquitéctonica, el diseño de etiquetas y de las mismas botellas ,aunque siempre manteniendo la solera y la auténticidad del principio

 

Todo está cuidado al detalle, el conjunto de barricas está proyectado en una gruta escavada bajo tierra con paredes de piedra viva que le dan la humedad y temperatura precisas para el estado óptimo del vino.

Además los vinos de la Bodega descansan en un lecho de maderas de distintos tipos de roble, francés, americano, caucásico o húngaro, armonizados a menudo por un conjunto de notas musicales de grandes autores muy variados y valorados.

 

 

Historia

En los años 70, Felipe y su mujer Pilar se instalan en una antigua casa de campo de Jávea para retomar los antiguos viñedos familiares e impregnarse de la cultura local.

En un antiguo Cup (lagar), situado en la bodega de esta casa del S.XIX, inician su andadura, involucrando e inculcando sus valores y amor por el mundo del vino a sus hijos.

En 1982, la bodega se translada a una antigua Almazara en Parcent, donde empiezan a comercializar sus productos que poco a poco van tomando nombre a nivel nacional e internacional, permitiendo a la familia ampliar sus instalaciones y aumentar su producción. Así es como en 1992 inauguran una bodega más funcional y adaptada a los nuevos tiempos.

 

Nuestra filosofía

 

Nuestra filosofía se ha ido trasladando del concepto de vino de autor al de vino de la familia que participa desde las labores del campo, la elaboración del vino hasta el diseño de las etiquetas y de este concepto de vino familiar al de vino como eje de la alimentación mediterránea.

En nuestra sala de degustación de vino y productos mediterráneos, la cocina alicantina del siglo XVI, del horno de leña, se une a la del siglo XXI y a través de un claustro medieval llegamos a la Sacristía del Placer en la que el solado árabe de la Alhambra se une al ladrillo almudejar para dar paso al muro de piedra románico.

 

¡El orden de la Geometría hasta en el vino!. Toda una cocina del Levante mediterráneo,del ajo, del aceite de oliva, del vinagre, de la miel, de la naranja, de los arroces, recuperados artesanalmente por nuestras manos familiares para degustar una oferta de hasta catorce vinos mediterráneos capaces de hacer feliz al más infeliz de los mortales.


 

 

Sinceramente, 

Felipe Gutiérrez de la Vega